top of page

Cuidado de la piel y epigenética

La epigenética es la rama de la ciencia que estudia cómo los factores ambientales y el estilo de vida pueden modificar la expresión de los genes, sin alterar la secuencia del ADN.

Esto significa que, aunque no podemos cambiar nuestro ADN, sí podemos influir en la forma en que nuestros genes se expresan, y esto puede tener un impacto significativo en nuestra salud, incluyendo la salud de nuestra piel. Hay muchos moduladores epigenéticos que pueden afectar la salud de la piel, como la exposición a la radiación UV, la contaminación, el estrés y la alimentación. Estos factores pueden dañar las células de la piel, acelerar el proceso de envejecimiento y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de la piel.

Sin embargo, también hay muchos moduladores epigenéticos que pueden proteger la salud de la piel, como una dieta saludable, el ejercicio regular y el uso de productos de cuidado de la piel que contengan ingredientes antioxidantes y antiinflamatorios. A continuación, te presentamos algunos consejos para mejorar la salud de tu piel a nivel celular:


Alimentación saludable


Una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales y proteínas de alta calidad puede ayudar a proteger la piel de los daños causados por los factores ambientales. Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes, que ayudan a proteger las células de la piel de los daños causados por los radicales libres. Por otro lado, los cereales integrales son ricos en fibra, que ayuda a mantener la piel hidratada. Las proteínas de alta calidad son necesarias para la reparación de los tejidos de la piel ya que contienen prolina, glicina y serina que son precursores del colágeno.


Ejercicio regular


El ejercicio ayuda a reducir el estrés, que puede dañar la piel por el efecto negativo del cortisol. También ayuda a mejorar la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a que la piel se vea más joven y radiante. Practicar deporte también ayuda a liberar endorfinas, que tienen propiedades antiinflamatorias.


Uso de productos específicos de la piel con ingredientes antioxidantes y antiinflamatorios


Suplementos que contienen antioxidantes ayudan a proteger la piel de los daños causados por los radicales libres. Los antiinflamatorios ayudan a reducir la inflamación, que puede acelerar el proceso de envejecimiento y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de la piel. Algunos ingredientes antioxidantes y antiinflamatorios comunes en los productos de cuidado de la piel incluyen:

  • Vitamina C

  • Vitamina E

  • Resveratrol

  • Coenzima Q10

  • Té verde

  • Aloe vera


Hidrátate correctamente


El agua es un factor clave en el mantenimiento de una piel sana y radiante. Mantener una adecuada hidratación no solo beneficia al organismo en su totalidad, sino que también tiene un impacto significativo en la salud y apariencia de nuestra piel. El consumo adecuado de agua es fundamental para mantener el equilibrio hídrico de nuestro organismo, permitiendo que los nutrientes sean transportados eficientemente a las células de la piel y que las toxinas y desechos sean eliminados de manera adecuada. Una piel bien hidratada se verá más luminosa, suave y con una apariencia más joven. Además de la hidratación interna, el agua también es crucial para el cuidado externo de la piel. La limpieza diaria con agua ayuda a eliminar el exceso de sebo, suciedad y otras impurezas acumuladas en la superficie de la piel, lo que previene la obstrucción de los poros y reduce la aparición de imperfecciones como el acné. El agua también juega un papel fundamental en la protección de la barrera cutánea. Una piel bien hidratada es más resistente y puede protegerse mejor de los daños causados por factores ambientales como el sol, el viento y la contaminación. Esto ayuda a prevenir la sequedad, el enrojecimiento y la irritación, manteniendo la piel saludable y con una apariencia más juvenil.


Evitar la exposición excesiva a la radiación UV


La exposición a la radiación UV es uno de los principales factores que contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel y al desarrollo del cáncer de piel. Utiliza un protector solar con un factor de protección solar (SPF) de 30 o superior, incluso en los días nublados, y evita la exposición prolongada al sol durante las horas del mediodía, cuando la radiación UV es más intensa.

Reducir el estrés

El estrés puede dañar la piel al aumentar la producción de cortisol, una hormona que puede acelerar el proceso de envejecimiento. Encuentra formas de reducir el estrés, como el ejercicio, la meditación o pasar tiempo con tus seres queridos.


Otros consejos sobre piel y epigenética

Bebe mucha agua. El agua es esencial para mantener la piel hidratada y sana. Duerme lo suficiente. El sueño ayuda a reparar los tejidos de la piel y reduce el estrés. Evita fumar y beber alcohol. El tabaco y el alcohol dañan la piel y aceleran el proceso de envejecimiento. Cuida tu piel de la contaminación. Los contaminantes medioambientales pueden dañar la piel y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de la piel. Visita a un dermatólogo regularmente para realizarte chequeos de la piel. El dermatólogo puede ayudarte a detectar y tratar cualquier problema incluso antes de su aparición o desarrollo. Descubre lo que tu organismo realmente necesita a través de un informe epigenético epixlife. Siguiendo estos consejos, puedes ayudar a mejorar la salud de tu piel a nivel celular y retrasar el envejecimiento prematuro.


Escrito por Or Dur


En colaboración y afiliación con EpixLife.





Gabriela Ana

Coach de Salud Holística

+34 604 398 948




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
P6129031.jpg
logo_01_blanco.png

GABRIELA ANA

Health Coach

bottom of page