top of page

HIERBAS Y YOGA: CÓMO LA SABIDURÍA DE LAS PLANTAS PUEDE APOYAR TU PRÁCTICA DE YOGA

Actualizado: 14 mar 2023

El yoga ha llegado a significar muchas cosas para muchas personas. Una práctica antigua diseñada para servir como un camino hacia la autoliberación, hay casi tantos enfoques de yoga como personas practicando. La práctica de yoga asana (posturas de yoga) ofrece inmensos beneficios físicos, fisiológicos y psicológicos. Sin embargo, cultivar una práctica de yoga nutritiva que supere la prueba del tiempo no se trata solo de lo que haces en la colchoneta. La forma en que actúas y te cuidas fuera de tu práctica de yoga dedicada tiene un gran impacto. El tema de las hierbas y el yoga es fascinante y tiene un significado histórico. Este artículo abordará cómo la antigua filosofía yóguica hace referencia a las hierbas y al yoga y ofrecerá algunas pautas prácticas y elementos de reflexión sobre cómo la sabiduría de las plantas puede apoyar la práctica del yoga del practicante moderno.




Caminos a la Liberación

El Yoga sutra IV.I de los Yoga Sutras de Patanjali afirma:

“Janmauṣadhi-mantra-tapaḥ-samādhi-jāḥ siddhayah”


El estudioso del yoga moderno Edwin Bryant (2009) traduce este sutra como: “Los poderes místicos surgen debido al nacimiento, las hierbas, los mantras, la realización de austeridades y el samadhi” (p. 406). Otra traducción del maestro de yoga B.K.S. Iyengar (1993): “Los logros se pueden lograr a través del nacimiento, el uso de hierbas, encantamientos, autodisciplina o samadhi [meditación/absorción profunda]” (p. 230). Los poderes místicos de los que se habla son los siddhis, o poderes obtenidos por la práctica del yoga. Dichos poderes incluyen cosas como ser capaz de volverse ligero como la fibra de algodón, volverse invisible, conocer la mente de los demás y tener conocimiento de las vidas anteriores de uno (Iyengar, 1993). Sin embargo, según los Yoga Sutras de Patanjali, se advierte al aspirante que no se distraiga con estos poderes sobrenaturales. Son simplemente señales de que uno está en el camino correcto, y es recomendable continuar la práctica con humildad y dedicación, para no quedar atrapado en las complicaciones que vienen con el uso imprudente o poco ético del poder.


Además, volviendo a este intrigante sutra, no sabemos exactamente a qué hierbas se hace referencia, pero dado el contexto, es probable que sean hierbas psicoactivas. Este artículo no abordará las hierbas psicoactivas o los poderes místicos, sino cómo las hierbas cotidianas pueden apoyar la práctica de yoga al nutrir la salud del cuerpo y la mente, de modo que uno pueda participar en la disciplina y el trabajo duro que implica mantener una práctica de yoga. . Uno de mis maestros, Swati Chanchani, dice: "Si hay un estilo de vida para el yoga, ese es Ayurveda". En este post, abordaré las hierbas no como un medio para alcanzar un estado sobrenatural o cultivar poderes místicos, sino como una forma de cuidar el cuerpo y la mente para que uno pueda practicar yoga con menos obstáculos. Por lo tanto, mi enfoque es ayurvédico: cuidar el cuerpo a través de la dieta, el estilo de vida y el uso de hierbas, para maximizar el potencial de uno en el yoga.


Una práctica nutritiva e iluminadora


En su comentario sobre el yoga sutra II.46, sthira sukham asanam, “Asana es perfecta firmeza del cuerpo, estabilidad de la inteligencia y benevolencia del espíritu” B.K.S. Iyengar (1993) menciona que “La ejecución de la asana debe ser nutritiva e iluminadora” (p. 149). Además de practicar yoga de una manera nutritiva e iluminadora, nos beneficiamos al participar en prácticas de estilo de vida que ofrecen fuerza y apoyan la ligereza del ser.


Una definición de yoga es el aquietamiento de las fluctuaciones del pensamiento o “el aquietamiento de los estados cambiantes de la mente” (Bryant, 2009, p. 10). ¿Qué hierbas apoyan una mente estable? Aquí hay algunas hierbas que pueden funcionar con su práctica de yoga de manera complementaria a modo de apoyo al sistema nervioso. Esta no es una lista exhaustiva, sino más bien una breve lista de ideas para comenzar.

Partes aéreas de la escutelaria (Scutellaria lateriflora)

Skullcap es una hierba fresca y amarga con un efecto calmante, clarificador y purificador en la mente. Debido a su naturaleza fría, es particularmente útil para calmar los desequilibrios de naturaleza pitta, como una mente hiperactiva y agravada. Si la ira, la impaciencia o el estrés del día te están afectando, el solideo es una buena opción. Calmar y despejar la mente con hierbas nerviosas como la escutelaria puede ayudarte a dejar de lado tus preocupaciones al menos por un momento, haciendo que sea más posible sumergirte en tu práctica de yoga. Por supuesto, el yoga en sí mismo es una práctica maravillosa para cultivar un estado de calma, claridad y conexión a tierra. Sin embargo, los soportes a base de hierbas pueden ayudar a encontrar ese espacio interno estable y tranquilo.


Skullcap funciona bien como infusión o tintura y, aunque es calmante, no es muy sedante, por lo que se puede tomar durante el día. Para un efecto tonificante más nutritivo, puede combinar la escutelaria con hierbas fortalecedoras como la raíz de ashwagandha (Withania somnifera). La dosis sugerida para la escutelaria es de 1 a 9 gramos por día (Dass, 2013).


Gotu kola (Centella asiatica) partes aéreas

Gotu kola es otra hierba refrescante que es útil para una mente cansada o sobrecalentada. Sin embargo, es un poco más tonificante que el solideo. Aunque el gotu kola alivia el estrés y promueve el sueño profundo, como el solideo, sus efectos sedantes no son tan pronunciados como para interferir con la vigilia y las actividades diurnas, como el trabajo, los estudios o la práctica de yoga; gotu kola tiene un efecto refrescante, calmante y nutritivo en la mente y se puede disfrutar en cualquier momento del día. Esta hierba se puede tomar en forma de polvo, cápsula, tintura o infundida en ghee para un efecto especialmente nutritivo. La dosis sugerida es generosa, oscilando entre 3 y 30 gramos por día (Dass, 2013).


Gotu kola también es conocido por apoyar la memoria y, por lo tanto, es una ayuda para los estudiantes y aquellos que tienen la tarea de retener grandes cantidades de información intelectual. Aunque refresca, la centella asiática se puede combinar con hierbas cálidas como la ashwagandha o el cálamo (Acorus calamus) para lograr un equilibrio energético. Se dice que promueve la memoria, la inteligencia y la longevidad y se considera una hierba sáttvica (pura/clarificadora) (Dass, 2013; Frawley & Lad, 2001). En el yoga, el objetivo es cultivar un estado sáttvico del ser, un estado luminoso y libre de agresión, codicia y agitación. Hierbas como gotu kola, escutelaria, tulsi ​​(Ocimum tenuiflorum), rosa (Rosa spp.) e hibisco (Hibiscus sabdariffa), así como alimentos ligeros, frescos y saludables, ayudan a mantener este estado sáttvico. Al mantener su mente fresca y clara, habrá menos distracciones compitiendo por su atención cuando comience su práctica de yoga.


Hierbas para la fuerza

De hecho, el aspecto físico del yoga es solo un elemento de la práctica y de ninguna manera el más importante. Sin embargo, la salud del cuerpo tiene un impacto en la salud de la mente, y darle a tu cuerpo las herramientas que necesita para mantenerse fuerte y nutrido marcará la diferencia en tu práctica de yoga, física, mental y emocionalmente.


Las rasayanas son una categoría de hierbas en Ayurveda que nutren y rejuvenecen todos los tejidos del cuerpo. El practicante ayurvédico y autor Vishnu Dass (2013) explica que "Rasayana significa literalmente 'entrar en el rasa', el elemento agua del cuerpo (plasma y linfa) con el que se bañan y nutren todos los tejidos" (p. 88). Los ejemplos incluyen ashwagandha, shatavari (Asparagus racemosus), azafrán (Crocus sativus), bacopa (Bacopa monnieri), centella asiática, ginseng (Panax ginseng), regaliz (Glycyrrhiza glabra), amalaki (Emblica officinalis), haritaki (Terminalia chebula) y alimentos como leche tibia y semillas de sésamo. Muchas rasayanas se consideran adaptógenos en la herbolaria occidental. Dado que el yoga es una práctica que requiere resistencia tanto física como mental, mantenerse nutrido con rasayanas es un beneficio para la práctica y estas hierbas apoyarán su resistencia, resiliencia y bienestar en general.


Disfrutar de estas hierbas nutritivas mezcladas con la comida es una buena manera de optimizar sus efectos nutritivos, como con estas bolas energéticas de mantequilla solar.


Bolas de energía de mantequilla solar rejuvenecedoras



¡Dulces, a nuez y satisfactorias, estas pequeñas bolas de energía son fáciles de hacer y fáciles de disfrutar! Coma uno o dos como refrigerio o golosina. Son perfectos para recuperarse de la actividad física, como una práctica rigurosa de yoga, y te ayudarán a aguantar hasta la próxima comida. Sin embargo, tienden a ablandarse a temperatura ambiente, por lo que es mejor mantenerlos refrigerados hasta que estén listos para comer.

Ingredientes 8 onzas de mantequilla bio (o mantequilla de nuez sustituta de su elección)

¼ taza de miel

1 cucharada de hierbas rasayana, molidas (elija entre ashwagandha, shatavari, gotu kola, bacopa u otras hierbas nutritivas que se encuentran molidas, en forma de polvo)

½ taza de copos de avena

¾ taza de pasas

½ cucharadita de extracto de vainilla (Vanilla planifolia)

Pizca de sal

Una pizca de canela (Cinnamomum spp.)

Direcciones


  • Agregue todos los ingredientes en un tazón mediano y revuelva hasta que se mezclen uniformemente.

  • Enfríe la mezcla en el refrigerador durante 1 hora.

  • Retire de la nevera y enrolle en bolas del tamaño de un bocado. Opcionalmente, enrolle en semillas de sésamo, cacao en polvo o coco rallado.


Usar:

Guárdelo en el congelador o en el refrigerador y disfrute de 1 o 2 bolas energéticas de mantequilla solar como refrigerio.


Para concluir,

Hay muchas maneras en las que involucrarse con la sabiduría de las plantas puede funcionar de manera sinérgica con su práctica de yoga. A medida que nos volvemos más sensibles y sintonizados con la forma en que encajamos en el mundo natural, incluido el reino vegetal, aumentamos nuestra comprensión intuitiva de cómo las plantas y las hierbas pueden apoyarnos en la práctica del yoga, dentro y fuera de la esterilla. Las hierbas pueden apoyar el equilibrio en nuestros cuerpos y mentes, ayudando a calmar las distracciones y dándonos la fuerza para participar en prácticas más profundas como el yoga.


En colaboración y afiliación con Herbal Academy


Traducido por

Gabriela Ana

Coach de Salud Holística



REFERENCIAS

Dass, V. (2013). Ayurvedic herbology East & West. Lotus Press.

Frawley, D., & Lad, V. (2001). The yoga of herbs (2nd ed.). Lotus Press.

Patañjali. (2009). The yoga sutras of Patañjali (E. Bryant, Trans.). (Original work published ca. 500-200 BCE). North Point Press.

Patañjali. (1993). The yoga sutras of Patañjali (B.K.S. Iyengar, Trans.). (Original work published ca. 500-200 BCE). Harper Collins Publishers.aj



POLÍTICA DE DIVULGACIÓN LEGAL

Herbal Academy apoya a organizaciones confiables con el uso de enlaces de afiliados. Los enlaces de afiliados se comparten en todo el sitio web y Herbal Academy puede recibir una compensación si realiza una compra con estos enlaces. La información que se ofrece en los sitios web de Herbal Academy tiene únicamente fines educativos. Herbal Academy no hace afirmaciones médicas ni tiene la intención de diagnosticar o tratar condiciones médicas. Los enlaces a sitios externos son solo para fines informativos. The Herbal Academy no los respalda ni es responsable de ningún modo por su contenido. Los lectores deben hacer su propia investigación sobre la seguridad y el uso de cualquier hierba o suplemento.

1 comentario

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Invitado
01 mar 2023
Obtuvo 5 de 5 estrellas.

Me encanta este artículo ! Gracias

Me gusta
P6129031.jpg
logo_01_blanco.png

GABRIELA ANA

Health Coach

bottom of page