top of page

Los beneficios para la salud del kéfir

El kéfir es una bebida de leche fermentada rica en bacterias probióticas que pueden tener un efecto positivo en la salud intestinal y la flora intestinal. En este artículo, discutiremos los beneficios para la salud del kéfir y le mostraremos cómo hacerlo usted mismo en casa. También entramos en quién es mejor que no beba kéfir y quién puede beneficiarse de él. Finalmente, comparamos diferentes tipos de kéfir y lo ayudamos a elegir el mejor kéfir para usted. Por supuesto, también tenemos una receta veraniega de kéfir para ti.



¿Qué es el kéfir y cuáles son los beneficios para la salud de la bebida láctea?

El kéfir es una bebida de leche fermentada que existe desde hace siglos. La palabra kéfir proviene de la palabra turca “keyif”, que significa “buena sensación”. El kéfir se elabora añadiendo tubérculos de kéfir a la leche y dejándolos fermentar durante 24-48 horas.



Los nódulos de kéfir son un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras que parecen pequeñas bolas blancas y también se denominan “SCOBY” (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras). Los nódulos contienen hasta 120 cepas de lactobacilos. (1)

Cuando el kéfir fermenta, las bacterias y levaduras en los tubérculos de kéfir comen la mayor parte de la lactosa en la leche, lo que facilita su digestión para las personas con intolerancia a la lactosa. El kéfir también es rico en bacterias probióticas, que son buenas para la salud intestinal. Se ha demostrado que los lactobacilos que contiene mejoran la digestión, pueden apoyar el sistema inmunológico y reducir la inflamación en el intestino. (2)



¿Qué bacterias se encuentran en el kéfir?

La comunidad microbiana del kéfir comprende una mezcla compleja de bacterias del ácido láctico (Leuconostoc, Lactobacillus, Streptococcus, Lactococcus, Enterobacter, Acinetobacter, Enterococcus y Pseudomonas spp.), bacterias del ácido acético y levaduras (Kluyveromyces, Candida, Saccharomyces, Rhodotorula y Zygosaccha-romyces ). (3)

Los estudios basados ​​en la secuenciación de los genes del ARN ribosomal 16S en los granos de kéfir y la leche han demostrado que los granos de kéfir suelen tener uno (Lactobacillus) o dos (Lactobacillus y Acetobacter) géneros bacterianos dominantes. Las especies de Lactobacillus más comunes son L. kefiranofaciens, L. kefiri y L. parakefiri. (4)

Además, las levaduras juegan un papel importante en la creación de un entorno que permite el crecimiento de las bacterias del kéfir. Las levaduras también producen diversos productos metabólicos como péptidos, aminoácidos, vitaminas, etanol y CO2, que contribuyen al sabor y sabor del kéfir. (5)




¿Cuáles son las diferencias en la producción de kéfir?

Hay varias formas de hacer kéfir. Lo más habitual, como ya hemos comentado, es poner los granos de kéfir en leche y dejar fermentar durante 24-48 horas. Pero también puedes hacer kéfir de agua poniendo los granos en agua azucarada y dejándolos fermentar durante 24-48 horas. El kéfir de agua es una alternativa refrescante y sin lácteos al kéfir de leche.

También puede hacer kéfir de frutas agregando los granos al jugo o puré de frutas y fermentando durante 24 a 48 horas. El kéfir de frutas es una buena forma de complementar tu dieta con probióticos si eres vegano o intolerante a la lactosa.



Puedes hacer kéfir en casa fácilmente con unos pocos ingredientes simples.


¿Cómo puedes hacer kéfir tú mismo?


Puedes hacer kéfir en casa fácilmente con unos pocos ingredientes simples. Todo lo que necesitas es leche y bolas de kéfir. Puede usar cualquier tipo de leche, pero la leche entera o fresca le dará el mejor sabor. También puede usar leche cruda para obtener aún más bacterias probíticas en su kéfir.

Para hacer el kéfir, simplemente añade los tubérculos a la leche y déjalos fermentar durante 24-48 horas a temperatura ambiente. Cuanto más tiempo dejes el kéfir, más agrio y agrio tendrá un sabor. Una vez listo el kéfir, cuela los granos y disfruta de tu kéfir casero.



Kéfir de leche cruda: Kéfir con leche cruda

Si puede encontrar leche cruda, el kéfir hecho con leche cruda es una opción saludable con aún más bacterias probióticas. Los kéfir de leche cruda son más ricos y cremosos que los kéfir normales. También contienen más probióticos porque el proceso de fermentación es más lento.

Instrucciones: Cómo hacer kéfir con leche cruda

Ingredientes:


1 litro de leche de tu elección (preferiblemente a temperatura ambiente)

3 cucharadas de tubérculos de kéfir

un frasco de vidrio limpio

un tamiz

una estopilla



Preparación: así es como se hace kéfir

Vierta la leche en el frasco de vidrio y agregue los granos de kéfir. Revuelva bien y cubra el frasco con una gasa. Alternativamente, también puedes cubrirlo ligeramente con una manta. Deja la leche con los granos de kéfir a temperatura ambiente durante unas 24 horas.

Después de 24 horas, cuele el kéfir a través de un colador forrado con gasa en otro frasco de vidrio. Tápelo y póngalo en el refrigerador. El kéfir se mantendrá en el refrigerador hasta por dos semanas.



¿Dónde comprar tubérculos de kéfir?

Puedes comprar tubérculos de kéfir online o en algunas tiendas naturistas. Sin embargo, es mejor comprarlos de una fuente confiable, como un amigo o familiar que haya hecho kéfir anteriormente. De esa manera, puede estar seguro de que está obteniendo granos de alta calidad.



¿Cómo se puede utilizar el kéfir?

El kéfir se puede utilizar de muchas maneras. Puedes beberlo puro o añadirlo a batidos, yogures o gachas. Por cierto, el kéfir también se puede utilizar como producto para el cuidado de la piel.



¿Quién no debe beber kéfir?

Si eres intolerante a la lactosa, no debes tomar kéfir de leche. Esto se debe a que el proceso de fermentación no descompone por completo la lactosa de la leche. Sin embargo, algunas personas con intolerancia a la lactosa pueden tolerar pequeñas cantidades de kéfir. Si no está seguro de si puede o no beber kéfir, lo mejor es consultar a un médico u otro terapeuta.

El kéfir de agua y el kéfir de frutas, por otro lado, son una buena alternativa para las personas con intolerancia a la lactosa.



¿Cuándo se debe beber kéfir?

El kéfir se puede beber en cualquier momento del día. Sin embargo, es mejor beber kéfir por la mañana o por la tarde porque es un alimento rico en probióticos y usted quiere darle a sus bacterias intestinales la oportunidad de hacer su trabajo.


¿Qué kéfir es el mejor?

Hay muchas marcas diferentes de kéfir en el mercado. Sin embargo, no todos los kéfirs son iguales. El kéfir del supermercado suele estar muy pasteurizado y contiene un espectro bacteriano muy bajo. Puedes reconocerlo por el nombre de “kéfir suave”. Entonces, para obtener el mayor beneficio para su flora intestinal, debe hacer su propio kéfir.

Algunos kéfirs también se elaboran con zumo de frutas o puré de frutas. Estos kéfirs suelen contener menos grasas y calorías que los kéfirs de leche. Sin embargo, también contienen menos proteínas y calcio.



Batido de kéfir verde de verano

Una receta de verano con kéfir.

Para inspirarte, ahora tenemos una deliciosa receta para que puedas variar tu kéfir casero:


Batido de kéfir verde de verano

Ingredientes:


menta al gusto

1 puñado de hojas de espinaca

1 plátano congelado

jugo de media lima

250 g de kéfir