top of page

5 beneficios de optimizar la autofagia

Conozca el proceso celular llamado autofagia: qué es, cuáles son los beneficios y cómo optimizarlo mediante cambios en el estilo de vida.


Qué saber
  • La autofagia implica el reciclaje de células viejas o dañadas y desempeña un papel en el proceso de envejecimiento.

  • Entre los beneficios se encuentran la regulación del envejecimiento de la piel, la función inmune, la función cardiovascular, la función cerebral y la promoción de una buena salud general con la edad.

  • Se necesitan estudios adicionales para identificar las mejores formas de inducir la autofagia para maximizar los beneficios para la salud.

Los investigadores de la longevidad han estado estudiando la autofagia durante décadas, pero no fue hasta hace poco que este proceso celular se ha convertido en un término más ampliamente reconocido. Este intrincado mecanismo implica el reciclaje de células viejas y dañadas, y su activación ha demostrado la capacidad de prolongar la vida celular, mientras que su inhibición está relacionada con el envejecimiento prematuro.[1]

La autofagia es fundamental para el funcionamiento básico del cuerpo con la edad y tiene varios beneficios con respecto a la salud y la longevidad. Este blog revisará cinco beneficios para la salud de la autofagia.


1. Regula el envejecimiento de la piel


Si bien aún se está explorando la relación entre la autofagia y el envejecimiento de la piel, las investigaciones ya han identificado algunos beneficios potenciales. Inducir la autofagia puede aliviar el daño a la piel causado por la radiación ultravioleta y la evidencia sugiere una asociación con la progresión y posible tratamiento de enfermedades de la piel relacionadas con el sistema inmunológico.[2]


2. Regula el sistema inmunológico

La autofagia se ha convertido en un actor fundamental en la respuesta inmune del cuerpo, ayudando en la eliminación de patógenos y mejorando el rendimiento de las células inmunoactivas. Actúa como una fuerte forma de defensa contra los invasores.[3]>p>


3. Mantiene la salud cardiovascular


La autofagia es un regulador clave de la salud cardiovascular, ya que se ha descubierto que tanto los niveles excesivos como los insuficientes de autofagia contribuyen a las enfermedades cardiovasculares. Cuando las células son dañadas por radicales libres , se activa la autofagia para descomponer y reciclar estas células dañadas. Los estudios han demostrado que una interrupción de este proceso en las células de nuestros vasos sanguíneos puede acelerar las enfermedades cardíacas.[4]


4. Mantiene la función cerebral

El funcionamiento adecuado del sistema nervioso es una parte integral de salud envejecimiento, y la autofagia juega un papel clave. La desregulación del proceso de autofagia desempeña un papel en el desarrollo y la progresión de muchas enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson y el Alzheimer.[5]


5. Promueve una buena salud general con la edad

La autofagia ha sido identificada como uno de los procesos clave cuando se trata de protección contra la vulnerabilidad a las enfermedades con la edad. De hecho, la autofagia desactivada ha sido clasificada como una de las “signos de envejecimiento.” Estos son procesos biológicos que contribuyen al proceso de envejecimiento a nivel celular e incluyen disfunción mitocondrial, senescencia celular y comunicación intercelular alterada, entre otros.[6]



El resultado final

Se ha descubierto que la autofagia desempeña un papel importante en el mantenimiento de una buena salud con la edad. Activar este proceso puede tener numerosos beneficios para varios sistemas, incluidos el nervioso y el cardiovascular. Se necesitan estudios adicionales para comprender mejor cómo se relaciona la autofagia con los otros procesos y las mejores formas de inducir este proceso para aprovechar plenamente los beneficios antienvejecimiento.



Artículo original TIMELINE NUTRICIÓN


Descubre sus productos innovadores aquí