top of page

Luna llena en Virgo : un nuevo orden es necesario

La Luna llena en Virgo es un momento cósmico lleno de significado y energía transformadora. En la astrología, la Luna llena representa culminación, iluminación y liberación, mientras que Virgo es un signo asociado con la perfección, la organización y la atención a los detalles. Cuando estos dos elementos se combinan, se crea una oportunidad única para reflexionar sobre nuestros hábitos, rutinas y objetivos, y para comenzar una nueva etapa en nuestras vidas.



Bajo la influencia de la Luna llena en Virgo, es un momento ideal para evaluar qué aspectos de nuestra vida necesitan ser revisados y mejorados. Podemos aprovechar esta energía para establecer metas realistas, implementar cambios positivos en nuestra rutina diaria y trabajar en la automejora. Es un momento propicio para cuidar de nuestra salud física y mental, así como para prestar atención a los pequeños detalles que a menudo pasamos por alto en nuestra vida cotidiana.


En resumen, la Luna llena en Virgo nos invita a ser conscientes de nuestra propia evolución personal, a enfocarnos en el crecimiento y la mejora continua, y a dar paso a una nueva etapa llena de oportunidades y posibilidades. Aprovechemos esta poderosa energía para trabajar en nosotros mismos, establecer nuevas intenciones y avanzar con confianza hacia un futuro más brillante y pleno de realización personal.


Les comparto este video y articulo de Mujer lunar, para encontrar inspiración en esta Luna llena. Felicidades!




El Eje Virgo-Piscis nos abre al servicio sagrado a partir de fundirnos y ordenarnos, ¿cuándo hacer lo uno o lo otro? 

 

En esta lunación lo vamos intuyendo. 

 

Esta lunación nos ha ofrecido dos caminos posibles para elegir el futuro: uno orgánico y uno artificial.

 

El camino artificial se ha presentado con la oportunidad de un mundo aparentemente “feliz” pero hueco. Un espacio donde el pensamiento mágico prevalece, donde la sombra de Piscis (la Era que cierra) exige quedarse como una fantasía hippie, un espacio donde los límites no existen, nos fusionamos en un colectivo de gente, huimos del mundo a través de “nueva tecnología", nos alienamos de lo humano para dar un supuesto paso cuántico, nos disociamos y “somos felices”.

 

El camino orgánico es un camino real interno porque es el camino que nos ordena desde la Raíz, en la Tierra. No es lo que pedimos o queremos, pero es lo que tenemos y necesitamos para seguir creciendo sin parafernalias. Un espacio donde toca mirar nuestras dinámicas internas y observar con amor por qué huimos o luchamos, por qué buscamos poner dulce sobre la energía de trauma no sanada; aquí, cruzamos la complejidad de nuestras vinculaciones y no nos quedamos con la idea que vincularnos es tejer florecitas sobre nuestras cabelleras… Las relaciones humanas son complejas.

 

En el camino artificial podemos permanecer siendo niñas, de hecho, ese estado es ideal porque ceder el poder es lo requerido.

 

  En el camino orgánico sí o sí necesitamos volvernos adultas y entender que para clamar toda nuestra fuerza creativa vamos a tener que salir de un lugar muy cómodo, para ver la realidad y complejidad, pero también la belleza que sí permanece y que yace profunda.

 

En esta luna llena algo se hace visible, algo que estaba ahí como un fantasma acechando… algo que nos parece familiar pero que ahora debemos nombrarlo para cruzarlo, para re-ordenarnos. 

 

En la línea orgánica de la Tierra ya no buscaremos lo inflamado, lo grandilocuente. Acá no tenemos que justificar nuestra existencia a través de méritos y "éxito" o sobreproductividad y el escaparate de instragram; acá pondremos nuestros dones al servicio porque anhelamos hacer una contribución a la vida y a las comunidades a las que pertenecemos, crear algo que nos trascienda

 

Articulo Mujer Lunar



Con Gratitud,

Gabriela Ana

Holistic Health Coach

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet